Capçalera

Si demanem il·lusió, donem estima. Tots tenim l'obligació d'anar més enllà del simple fet d'ensenyar un joc o un esport. Ensenyem a estimar el bàsquet. Formem jugadors que vagen per la vida presumint de ser-ho. Aleshores, els sacrificis per jugar, deixaran de ser-ho (J.A. Del Rio).

Ser entrenador, algo más complejo de lo que parece (El Sensei)



- Aparentemente pudiera parecer la persona que simplemente entrena a unos jugador@s, pero es MUCHO MÁS que eso.

- En un partido es el MÁXIMO responsable del equipo.

- Siempre preocupado para que esté bien instalado EL BUEN AMBIENTE entre todos los players.

- Por momentos se transformará en EL PAÑO DE LÁGRIMAS cuando los resultados no acompañan.

- Debe de ser sicológicamente EL MÁS FUERTE de todos, animando a aquellos que sufren bajones y malas rachas.

- Siempre está velando por todos COMO UN BUEN PADRE de familia.

- A él lo tienen que ver fuerte, inquebrantable, SEGURO.

- Constantemente tiene que estar dando ejemplo, SER EL ESPEJO EN QUIEN REFLEJARSE TODOS, disciplinado, cercano, compatibilizando sus prédicas y a la vez exigiendo el máximo de cada uno de sus pupilos.

- Observador de sus adversarios, buscará las mil y una combinación para encontrar la fórmula de cómo VENCERLES.

- Desgarrador e injusto es aquel dicho que reza: SI SE GANA ES POR LOS JUGADORES Y SI SE PIERDE ES POR EL ENTRENADOR.

- La soledad del coach, situación inmisericorde, que SÓLO SABEN ELLOS lo que se siente al sufrirlo en primera persona.

- A veces, no todos son conscientes de la profunda y valiosísima labor que realizan esas personas llamadas ENTRENADORES.

- Para todos aquellos Coachs que desde el esfuerzo, trabajo, dedicación, humildad y saber estar CONTRIBUYEN como pieza clave entre los elementos para que los espectadores vean un buen encuentro, sirvan estas palabras como UN PEQUEÑO HOMENAJE a todos los ENTRENADOR@S.

                                    ( El sensei )

Publica un comentari a l'entrada

0 Comentaris